Las anécdotas más indecorosas que les suceden a los masajistas

Libros para conocer sinceridad

Quienes practican esta profesión se tienen que enfrentar a veces a situaciones insólitas, confusas y desagradables Sensaciones compartidas. Debido, sin embargo, a la peculiar situación por la que el paciente debe permanecer semidesnudo y el especialista tiene que tocar en lugares a los que no se permitiría acceder a cualquiera, a veces el masaje en cuestión puede desembocar en circunstancias involuntarias e indeseadas. Sin embargo, no siempre las reacciones de nuestro cuerpo o ciertos mecanismos inconscientes pueden controlarse por completo. Todavía sonrío cuando mis clientes gimen y hacen ruidos mientras deshago sus contracturas Desde diferentes hilos de Reddit y Whisper recogemos algunas de estas anécdotas, reveladas directamente por los propios profesionales. En una sesión de masaje, las dos personas implicadas pueden sufrir las consecuencias derivadas de las inevitables sensaciones que despierta el mero hecho de tocar. Tuve que empujarlo. Me daba igual si le hacia daño o me demandaba. Podría parecer que estas experiencias solo les ocurren a las mujeres que ejercen este trabajo, sin embargo, los hombres también pueden ser víctimas de ciertos abusos por parte de sus clientas. Era obvio que él estaba disfrutando y me preguntó, bromeando, si me podía llevar a su casa.

Novedades en libros de Masajes

Como muchos colegas, empezó a atender a sus primeros clientes en su genuino domicilio. Preparó una habitación solo para este propósito y puso anuncios para promocionarse en internet: Me fijé que muchos ponían 'no final feliz' y yo también lo puse. Al algo tiempo, le pidió cita un arrapiezo con una contractura.

341342343344345
Back To Top
×Close search
Search