Soy la puta de mi yerno

Ese hombre es solo 49672

Mi nombre, Paola, estoy llegando a los treinta, tuve muchos hombres en mi vida, soy muy sexual, y me gusta ser complaciente, digamos que mucho de mi placer pasa por ser sumisa con mi hombre, me excita verlo caliente, y hago cualquier cosa por lograrlo. Soy alta, de rostro delgado y cabellos castaños a media espalda, de ojos almendra, nariz un poco prominente y labios carnosos, delgada, de bellas piernas, de ir de frente, sin pelos en la lengua, un defecto? No era lindo estar cogiendo con Juan y en el mejor momento decirle Pedro, así que nada de nombres,? A los veinticinco me casaría, Alberto, un niño rico, de padres ricos, con demasiado dinero, era lo que buscaba, pegarme a alguien que me asegurara el futuro, al firmar los papeles, la mitad de lo suyo sería mío, y puede sonar a interesada, si, cierto, porque negarlo. Lo mío puede resultar muy frío, muy calculador, cierto, no me preocupa admitirlo, si por una buena chupada podía tener a Alberto bajo control y con eso todo el dinero que tenía, bueno, esa era yo? Ya le había metido los cuernos un par de veces, él era muy ingenuo para darse cuenta, vivía en una burbuja, en un mundo de príncipes y princesas? Roberto Carlos era el profesor, brasileño de origen, argentino por opción, un moreno alto, de casi dos metros, musculoso, piel bronceada, con numerosos tatuajes, de cabellos oscuros y ojos negros como la noche, con ese perfil de macho recio, de esos que dejan bien parado al sexo masculino.

Ahora ha añadido casi 83009 películas eróticas de este nicho.

Me describiré diciendo que soy una madama bastante alta, cm. De unos 76 kilos, hace deportes. Llegamos a la habitación correspondiente, y cuando entramos, oh sorpresa!! Somos familia no? Entramos, nos acomodamos, acomodamos nuestra ropa, Javier decidió ducharse ya que el calor y el ir y venir del brete de la habitación lo tenía acuático en sudor. Siesta de la cual despertamos alrededor de las 7pm, entreambos nos preparamos a volver a andar aquella linda ciudad, antes de salir, Javier volvió a ducharse lo cual seguí yo luego de él, y otra vez con ropa cómoda volvimos a recorrer nuevos puntos de cita, llegada la noche decidimos otra tiempo ,ir a cenar, esta vez a una pizzería muy pintoresca que encontramos por el camino, nuestra primer gran charla se dio en la cena, entre pizzas y cervezas, hablamos de todo un poco, de lo que nos estaba pareciendo el viaje, de la vida, de nuestras vidas, de sus proyectos futuros, y fue el momento de agradecerle sinceramente que me haya acompañado a este viaje, que tan postergado y deseado lo gusano, a lo que con total libertad de su parte también, me respondió que el agradecido era él, por haberlo elegido como acompañante en un viaje que él también quería actuar. Siendo casi las 6am me advertido llamada por la sed, aquella cita a la pizzería me hacia pagar las consecuencias, casi dormida y fault encender la luz, pude ver que ya amanecía, y que el fecha estaba a 2 luces lo cual dejaba entrar por la ventana de la habitación ese tenue reflejo de la aurora, reaccione que no dormía sola, siendo cauta para beber poco y nos despertar a Javier , solo gire hacia él para admirar si lo había despertado con mis movimientos, cuando he allí mi gran sorpresa!!! Así habré estado unos 20 minutos, sin poder dar crédito a mis ojos pero si sintiendo un cosquilleo olvidado y recordado por esta curiosidad.

Deja un comentario

Tengo dos hijos y realmente no puedo decir que me hace falta poco, mi matrimonio se ve muy perfectamente. Yo mido 1. Mi esposo bet que lo mejor que tengo es mi trasero porque mis nalguitas estan bien formaditas y mis piernas daughter firmes pues me mantengo en el gimnasio dos o tres veces por semana para agradarle a mi cónyuge. A el le gusta que aspecto presentable pero tambien coqueta de semejante forma que la mayor parte del tiempo uso vestidos o pantalones ajustados y eso si, nunca faltan mis zapatillas pues se que eso a el le encanta. He leido algunos relatos de esta pagina y eso me ha animado a escribir una experiencia que tuve en mis asueto hace dos años y que quiza persona a persona no me hubiera atrevido a contar. Resulta que hace dos años nos fuimos de asueto a un playa en Cancun, fuimos con mis dos hijos, mi cónyuge y yo. A mi esposo le gusta que tambien use bikines cortos y asi lo hacia, de acción creo que somos un poco excibicionistas pues de vez en cuando enseño de mas pero el me bet que no me preocupe pues alla nadie nos conoce y nunca nos volveran a ver. Pasaron dos dias y todo parecia que eran unas vacaciones normales, saliamos a algun lugar o parque y por las tardes regresabamos al hotel y descansabamos un rato en la alberca o en los camastros. Sali a la faja de la alberca atras de mi esposo y me di cuenta como llamaba la atencion.

459460461462463
Back To Top
×Close search
Search